¡A la rica ensalada!

ensalada-mixta

Además del calor, los baños en la playa o la piscina y las terrazas, el verano trae consigo un cambio de dieta. A nadie le apetece un plato de lentejas o un guiso humeante cuando fuera se está cayendo el sol. Por eso recurrimos a las ensaladas. Lo mejor de este plato es que admite tantas variantes como ingredientes tengas en la nevera. Sólo necesitas imaginación y productos frescos. Son sanas, ligeras y perfectas tanto como plato principal, como acompañando otra comida. Hoy te proponemos varias ensaladas distintas para que las pruebes todas. ¡Adáptalas a tu gusto!

Ensalada de aguacate y ventresca

Esta ensalada, además de ser fresca, tiene mucho sabor gracias al aguacate y la ventresca. Ambos combinan bien ya que tienen un sabor suave. Además, el atún le da una dosis extra de nutrientes al plato gracias a su alto contenido en fósforo y vitaminas. Combina estos dos ingredientes con cebolla, tomate, maíz y lechuga. Para terminar con un toque más fresco, exprime el zumo de una lima por encima antes de servir. Si quieres convertirla en un plato principal, pasa un par de filetes de pollo por la plancha y colócalos sobre la ensalada.

Ensalada de fruta

¿Te cuesta comer tu ración diaria de fruta? ¡Incorpórala a la ensalada! Así comerás tanto fruta como verdura en un solo plato. Prepara una ensalada mixta básica con lechuga, huevo cocido, cebolla, aceitunas y tomate, y añade trozos de manzana y melón. Además de darle un toque dulce, le añaden mucha agua con lo que se convierte en una opción muy fresca para los días de calor.

ensalada con tomate

Ensalada griega

También muy fresca, pero con un contraste de sabor fuerte por el queso. Es una ensalada completa y muy fácil de preparar. Los ingredientes estrella son el pepino, las aceitunas negras y el tradicional queso feta.

Incorpora los tres a una mezcla de tomate, cebolla y pimiento verde. Espolvorea orégano y un chorro de aceite para terminar de transportar a tu paladar al mediterráneo. Gracias al queso y las olivas negras, esta ensalada es más consistente que otras con lechuga, por lo que puede constituir un plato principal muy sano y completo.

Ensalada de espinacas

Las espinacas son una fuente de fibra, vitaminas y minerales, pero sin grasas. Son la base ideal para una ensalada ligera con nueces y queso fresco. Para darle más color corta unos tomatitos cherry, repártelos por el plato y alíñala con un poco de aceite y vinagre. Esta ensalada es perfecta para servir como entrante de picoteo para todos los comensales.

Las ensaladas permiten mucha libertad a la hora de preparar, así que no tengas miedo de ponerte creativo y adaptar estas recetas a tu gusto. ¡Seguro que se te ocurren muchas opciones buenísimas!

Imágenes vía Jessica Spengler.

Posts relacionados

accesorios belleza calzado calzado deportivo centro comercial centro comercial isla azul centro comercial islazul complementos compras consejos decoracion deporte deportes estetica fast food fastfood gafas de sol hogar islazul joven joya joyeria maquillaje mascarillas moda moda hombre moda joven moda mujer moviles música navidad niño niños planes regalos restaurante americano restaurantes restaurantes madrid ropa tecnología tendencias verano zapateria zapatillas zapatos