Dietas y hábitos que curan los excesos del verano

Verduras

Aperitivos, cervecitas, siestas después de comer… hábitos típicos de las vacaciones que probablemente te hayan hecho ganar algún kilito de más. Además, comer en restaurantes, bares, terrazas o chiringuitos supone ingerir un extra de calorías y de alimentos condimentados con mayores cantidades de aceites (en la mayoría de los casos reutilizados) y otras grasas de peor calidad como margarinas, mantequillas, sal, pastillas o caldos concentrados.

Todo esto aumenta el estrés oxidativo de nuestras células, la retención de líquidos y la cantidad de toxinas de nuestro cuerpo. ¿Qué quiere decir esto? Significa que nuestro cuerpo acumula  residuos, llamados toxinas, que pueden generar irritabilidad, cansancio y una menor resistencia. Estas toxinas están relacionadas con la alimentación, la contaminación, el tabaco, el alcohol, etc.,  además de otras que produce el propio cuerpo.  El organismo va eliminando estas toxinas de manera natural, pero si se acumulan, resulta más complicado luchar contra ellas.

Para deshacernos de estos residuos acumulados es recomendable hacer una dieta depurativa y volver a darle al organismo la vitalidad que necesita para regresar a la rutina de las tareas diarias.

Es bueno, admás, que al menos dos veces al año limpiemos nuestro organismo desde dentro para ayudar a mejorar el aspecto de la piel y el cabello, eliminar grasa sobrante y dar un pequeño descanso a nuestro organismo.

Te proponemos algunas dietas y hábitos que te ayudarán a depurrar el organismo.

 

1. Un menú ligero

Si no quieres cambiar de forma drástica tus hábitos alimenticios, puedes tratar de modificar un poquito tus menús diarios, con sus cinco comidas, durante una semana, con alimentos saludables y ligeros para el hígado y el estómago. Alíate con los zumos, verduras consomés y productos de soja, y olvídate de las proteínas de origen animal: carne, huevos y leche.

 

Desayuno: Té verde con una cucharada de miel sin refinar, una macedonia de frutas naturales y un yogur de soja

Media mañana: una infusión depurativa, un yogur de soja o un zumo natural.

Comida:

  • Opción 1: Zumo de tomate natural, arroz integral con brotes de soja y una rodaja de piña.
  • Opción 2: Ensalada de berros y espinacas y fresas con unas gotas de limón.
  • Opción 3: Zumo de pepino e hinojo, ensalada de lentejas y alcachofas rehogadas a y un yogur de soja.

Media tarde:

  • Opción 1: Té verde y un puñadito de pipas de calabaza o cuatro nueces.
  • Opción 2: Una pieza de fruta fresca o un yogur de soja.
  • Opción 3: Tomate natural en rodajas con ajo en polvo.

Cena:

  • Opción 1: ensalada de vegetales con frutos secos, un yogur o una infusión.
  • Opción 2: sopa de calabaza, pepino o calabacín, una rodaja de merluza a la plancha y una rodaja de piña.

Durante este tiempo, hazte muy amigo de los espárragos, coliflor, alcachofas, gazpacho, las cremas de verduras y la fruta. Pasada la semana de dieta, introduce progresivamente alimentos más nutritivos pero bajos en grasa y azúcares: cereales integrales, patatas, queso de cabra, pollo a la plancha, pescado, pan integral, etc.

 

2. Un día a base de fruta

Esta dieta es perfecta para los momentos en los que hayas cometido demasiados excesos, porque las frutas ayudan a deshinchar y desintoxicar el organismo. Consiste en pasar un día entero solo a base de fruta de un solo tipo: manzanas, piñas, fresas, papaya, uvas, sandía… Ayúdate de una taza de té verde en el desayuno para eliminar toxinas.

 3. Buenos hábitos que te ayudarán a no acumular residuos contaminantes:

  • Evita la sal al cocinar. Sustitúyela por especias o hierbas aromáticas. La albahaca y el cebollino son perfectas para estimular la eliminación de toxinas.
  • Empieza el día con un zumo de limón diluido en un vaso de agua tibia para ayudarte a limpiar el organismo.
  • Hidrátate al máximo. El agua mejora la circulación sanguínea, el aspecto de la piel, estimula la actividad intelectual, optimiza el rendimiento deportivo y acelera la pérdida de peso.
  • Come y cena entre las 12 y las 20 horas, es el periodo de asimilación máxima, mastica bien y tómate tu tiempo para comer.
  • Bebe té verde: es drenante, estimulante, adelgazante, anticancerígeno, antienvejecimiento. Se recomienda beber entre tres y cinco tazas al día entre comidas.
  • Come más fruta y verdura, también en formato de compota, sopa o batidos para dar un respiro a los intestinos.
  • Desayuna bien y ve disminuyendo las cantidades en las posteriores comidas. Abandona las cenas copiosas.
  • Toma alimentos integrales para controlar los picos de azúcar. Te ayudará a controlar la ansiedad y tener menos hambre.
  • Haz la compra con el estómago lleno. Está demostrado que ir al supermercado con el estómago vacío favorece la compra de alimentos calóricos y ricos en azúcares, grasa y sal.
  • Siéntate a la mesa a comer sin distracciones. Comer viendo la televisión o ante la pantalla del ordenador impide ser consciente de estar saciado y se come más.

Combinando una alimentación más sana con actividades deportivas para acelerar la eliminación de toxinas y adelgazar.

Imágenes: medciencia y manantial de salud.

Posts relacionados

accesorios belleza calzado calzado deportivo centro comercial centro comercial isla azul centro comercial islazul complementos compras consejos decoracion deporte deportes estetica fast food fastfood gafas de sol hogar islazul joven joya joyeria maquillaje mascarillas moda moda hombre moda joven moda mujer moviles música navidad niño niños planes regalos restaurante americano restaurantes restaurantes madrid ropa tecnología tendencias verano zapateria zapatillas zapatos