Por qué debes usar protector solar durante todo el año

Tomar-el-sol

Empiezan las vacaciones y todos llevamos en el equipaje un bote de protección solar. Conscientes del peligro de los rayos ultravioletas sobre la piel cuando estamos en la playa o en la montaña, no salimos de casa sin las precauciones convenientes. Sin embargo, apenas tenemos en cuenta que en los días invernales, nublados y en plena ciudad, los rayos del sol siguen haciendo mella en nuestra piel.

El sol está siempre sobre nosotros, sea verano o sea invierno. Por tanto, la emisión de sus rayos es continua, aunque bien es cierto la intensidad de tipo ultravioleta B (UVB) disminuye en invierno, los rayos ultravioleta A (UVA) se mantienen durante todo el año. Y son estos últimos los que dañan el ADN celular, causan el envejecimiento cutáneo o incluso provocan cáncer de piel. Por tanto, la  aparición de manchas y arrugas se ve acelerada si exponemos de la piel a las radiaciones ultravioleta especialmente en invierno. Además, el viento y frío propios de esta estación resecan la piel haciendo que  también pueda llegar a quemarse.

 

 

Por este motivo, los especialistas recomiendan usar protección a diario. Mientras más alto sea el factor de protección solar, mejor cuidaremos nuestro cutis.

Conviértelo en rutina

La piel tiene memoria, así que tarde o temprano irán apareciendo los efectos del sol sobre la piel. Por eso, para retrasar estas consecuencias, es importante cuidar la dermis cuando aún es joven.

Adquiere una rutina y acostúmbrate a protegerte del sol empleando la crema adecuada, en el momento idóneo, con el factor justo y las cualidades apropiadas para cada tipo de piel:

1. Aplícate protección todos los días entre 20 y 30 minutos antes de la exposición al sol. También en los días nublados porque las nubes dejan pasar el 85% de las radiaciones UV.

2. Elige un protector resistente al agua, que sea de efectividad prolongada y que contenga vitaminas para hidratar la piel.

3. Usa una crema protectora afín a tu tipo de piel. Hay cremas hidratantes de tratamiento (antiarrugas, para piel seca, piel grasa, etc.) que incorporan protección solar. Las BB Cream son una buena opción para hidratar y proteger, además de aportar un aspecto uniforme, con color y saludable al rostro.

4. Usa una crema hidratante para después del sol que ayude a hidratar, refrescar y regenerar el cutis.

Con estos hábitos y si terminas de concienciarte y de creer que aunque hoy tengas la piel perfecta, preverás que en un futuro tu piel parezca desgastada y prematuramente envejecida. Piensa que es ahora cuando puedes cuidarte, después no habrá vuelta atrás.

Imágenes vía psicoblog y saludcronica.

accesorios belleza calzado calzado deportivo centro comercial centro comercial isla azul centro comercial islazul complementos compras consejos decoracion deporte deportes estetica fast food fastfood gafas de sol hogar islazul joven joya joyeria maquillaje mascarillas moda moda hombre moda joven moda mujer moviles música navidad niño niños planes regalos restaurante americano restaurantes restaurantes madrid ropa tecnología tendencias verano zapateria zapatillas zapatos