Seis claves para distinguir un perfume verdadero de uno falso

Perfume-Kalvin-Clein-We-are-One

El perfume, junto al estilo de vestir, maquillaje y peinado, forma parte de nuestra personalidad complementando el look. Hoy en día existen imitaciones de prácticamente todos los perfumes, sobre todo los de los más caros. La picaresca de algunos vendedores no conoce límites pero como primera medida para no caer en una estafa es comprar la fragancia dentro del circuito legal. De lo contrario, se estará adquiriendo un perfume elaborado en laboratorios o almacenes clandestinos sin normas de higiene.

El pirateo de fragancias afina bastante a la hora de copiar pero sí existen algunas diferencias evidentes que ayudan a descifrar el enigma:

 

El frasco

La veracidad del perfume se ve reflejada en el frasco. Si es verdadero, el cristal es liso, totalmente transparente y de una sola pieza. Si es falso, el frasco probablemente esté compuesto por dos piezas separadas y unidas entre sí, de peor calidad y con irregularidades en el relieve.

 

El interior

Un nariz puede pasarse un año fabricando un perfume. En las fábricas, se trabaja con máxima pulcritud para no degradar la mezcla ni permitir que caigan microorganismos u hongos, algo que puede suceder al tratarse de esencias procedentes de flores. Las condiciones de higiene de un taller clandestino, además de dejar mucho que desear, no se atienen al reglamento 1223/2009 de la UE, que determinan qué sustancias y en qué medida se pueden incluir en los perfumes. Puede haber ingredientes tóxicos, alergénicos, que provoquen fotosensibilidad e incluso, potencialmente cancerígenos o perjudiciales para la reproducción.

 

El paquete

El paquete es de superior calidad cuando el perfume es original. En estos casos, el cartón es más duro, firme y seguro. Está hecho a la medida del frasco para permitir el movimiento justo y necesario pero sin causar daños en el interior.

 

El papel envolvente

Si el perfume es verdadero, el papel transparente que envuelve el frasco queda completamente pegado al paquete, con una forma y pliegues perfectos. Además, cuando el papel se rompa, seguirá manteniendo la forma del paquete. Pero, cuando el perfume es falso el papel es más fino y por tanto perderá su forma al romperse.

 

La etiqueta

Por ley, los fabricantes de perfumes están obligados a desvelar todos los ingredientes de cada perfume. Normalmente, suelen estar escritos en letra pequeña en el paquete, aunque también pueden aparecer en un libro pequeñito incluido en el interior. Si os falta información sobre los ingredientes, es casi seguro que estéis frente a una imitación…

 

Puntos de venta

Otro detalle a considerar es el punto de venta. Si el perfume se está vendiendo en canales autorizados como perfumerías, droguerías, farmacias u otros establecimientos comerciales legales, significa que es de fiar y 100% verdadero. En cambio, si la compra se hace a través de top manta, mercadillos o plataformas online, es cuando surge la duda sobre su procedencia. También estará reflejado en el precio, que será notablemente más bajo.

Si en algún momento estáis inseguros de la veracidad del perfume, aplicad estas 5 claves y la respuesta se abrirá ante vuestros ojos.

Imagen: Calvin Klein.

accesorios belleza calzado calzado deportivo centro comercial centro comercial isla azul centro comercial islazul complementos compras consejos decoracion deporte deportes estetica fast food fastfood gafas de sol hogar islazul joven joya joyeria maquillaje mascarillas moda moda hombre moda joven moda mujer moviles música navidad niño niños planes regalos restaurante americano restaurantes restaurantes madrid ropa tecnología tendencias verano zapateria zapatillas zapatos